• descubritudestino

Abanico: la historia de una pareja emprendedora que creó una marca de artículos de diseño

Un emprendimiento nacido del corazón y la pasión de Carolina y Gustavo, quienes hace 5 años decidieron lanzarse a la pileta y comenzar este camino emprendedor.


El sueño de Carolina, siempre fue tener un local en la cordillera de venta de artículos de diseño de su propia autoría. Si bien hoy ya llevan años de trayectoria, no fue todo color de rosas. Abanico, el emprendimiento que desde hace dos años funciona en la localidad de San Martín de los Andes, tuvo sus inicios en la Ciudad de Neuquén, donde en su momento eran los únicos que realizaban artículos utilitarios de diseño.

Todo comenzó con la sublimación de tazas. Carolina estaba decidida a encarar sus sueños, y tomó la decisión de con el dinero que tenía comprar 100 tazas, papel y la máquina de sublimación. Y de ahí comenzó a crear sus diseños.


“Compré 100 tazas, la maquina estampadora, papel y empecé a diseñar los dibujos para las tazas. Al principio hacíamos entregas a domicilio. Todo esto fue en 2016 cuando casi no existía la palabra emprendimiento. Era todo muy nuevo y no había nadie para tomar de referencia o pedir algún consejo”, comentó la emprendedora.


Las tazas fueron el puntapié inicial, y como vieron que funcionaron y tuvieron buena aceptación, decidieron encarar los sets materos, los cuales también tuvieron mucho éxito. Ya en esta etapa hicieron un rediseño del packaging para acompañar los productos que diseñaban. Ya en esta etapa de crecimiento necesitaban un lugar propio para el emprendimiento, el cual hasta el momento funcionaba en su casa.


“El emprendimiento funcionaba, pero queríamos salir de casa, asique alquilamos una casa que la convertimos en local y taller y ahí fuimos creciendo aún más”, agregó Carolina.


Pero no todo es color de rosas, el emprendimiento seguía creciendo, incorporando más máquinas, y nuevos productos hasta que sufrieron un gran robo. Este punto de inflexión los impulsó a tomar la gran decisión y llevar el emprendimiento a otro nivel. Si bien el sueño de Carolina siempre había sido tener un local en la cordillera, necesitaban tomar la decisión final. Fue así que luego de ese doloroso suceso finalmente se mudaron a San Martín de los Andes, y en menos de dos meses montaron el local tal como siempre lo habían soñado. Es aquí donde fue fundamental el apoyo de la familia de Gustavo y Caro.

“La idea en el local era fabricar lo que podíamos y el resto que sea para darle el espacio para que los emprendimientos locales puedan vender sus productos. Productos fabricados en San Martín de los Andes”, añadió Carolina.


El 2020 fue un año duro para todos los emprendimientos y varios rubros, pero Abanico no se quedó atrás y logró consolidar su tienda online que actualmente continua en funcionamiento y realizan envíos a todo el país. Actualmente tanto en el local de San Martín de los Andes, como en la tienda online se pueden conseguir desde sets materos, tazas, velas, cuadernos, agendas, mates de cerámica, mates de madera. Y aquí abrimos paréntesis, no se pierdan la colección de los mates de madera de animales, gatienzo, materito, picoloco, matefante. Como siempre sieguen innovando, este año lanzaron la colección de Harry Potter. Se pueden conseguir desde las clásicas baritas, hasta llaveros, mates, stickers, cuadernos, lapiceras, tazas y más.

Hoy en día esta joven pareja emprendedora puede vivir de lo que ama y es que se nota la pasión con la que llevan adelante cada uno de los artículos que ofrecen. Por último, en entrevista con Carolina para Descubrí tu Destino, dejó un mensaje muy alentador para los emprendedores y emprendedoras, “El miedo siempre va a estar, pero aprendemos a vivir con el miedo. Tengo miedo, pero voy y lo hago igual, si hay pasión, la pasión vence al miedo”, destacó Carolina.


Para conocer más acerca de este emprendimiento pueden buscarlo en reses sociales o en su página web:


Instagram: somos.abanico Facebook: somos.abanico

Sitio web: www.abanico.com.ar

369 vistas0 comentarios