• descubritudestino

Calentitos los Ponchos: Tejidos artesanales una tradición con historia

El oficio del telar, algo que se aprende muchas veces de generación en generación. Los tejidos, una tarea artesanal que representa las raíces y tradiciones locales.

Prendas tejidas hechas a mano por una emprendedora de Catriel con un toque de diseño que marca la diferencia. Este es el proyecto de Verónica, quien a raíz de una pasión creó Calentitos los Ponchos.


“Siempre tuve la iniciativa de emprender. Desde chica hacía manualidades y hace 4 años decidí enfocarme en este rubro de las prendas tejidas. Me llamó la atención el tejido, así que me compré revistas para seguir aprendiendo. Además, le pedí a las mamás de dos amigas mías que me enseñaran a tejer, y así fui avanzando e incursionando en este mundo. Me encanta tejer es lo que más amo.” Comentó Verónica.

Cuenta que cuando quedó embarazada decidió comenzar a hacer tejidos para recibir a su bebe y desde ahí reafirmó su pasión por este oficio, hasta llegar producir en mayor cantidad, arriesgarse a otras cosas y lograr poder vivir de esto.


“En el 97´ quedé embarazada y quería tejer algo para mi hija. Ahí empecé a hacer mantitas. Y después ella vivió que le hiciera de todo, todas las prendas como para ir practicando y ajustando la técnica. Hoy en día tejo para la hija de ella, para mi nieta.” Agregó la emprendedora.

Si bien Verónica comenzó con la mantita para su hija, hoy en día habiendo pasado casi un cuarto de siglo, ya se arriesgo a otras cosas. Es una amplia variedad de productos que teje según la temporada, entre las que se destacan los chalecos, sweater, medias, gorros y más. Y además hace tejidos personalizados a gusto de cada persona. Con una cierta anticipación como para conseguir los insumos, la emprendedora luego logra llegar a cada trabajo con especial atención en los detalles.


“Me gusta cuando me dan la confianza de elegir el color o el modelo para realizar la prensa. Eso me inspira mucho. Algunas de las cosas que me han pedido bastante últimamente son las ruanas y los caminos para las mesas”, mencionó.

Por su parte se mostró muy contenta con el gran crecimiento de la comunidad emprendedora que ha habido en estos últimos años. Algo que la pandemia reafirmó es el trabajo de los emprendedores y emprendedoras de la Patagonia. A su vez lo positivo de esto es que cada vez más personas se vuelcan a elegir los productos que ofrecen los emprendimientos y valorar el trabajo artesanal. Un gran aporte para las economías regionales que las impulsa a seguir creciendo.


“Si tuviese que dar un consejo para alguna persona que quiera emprender, le diría que primero hay que darse cuenta que es lo que te apasiona. Emprender por una necesidad no está mal, siempre y cuando se logre hacer lo que uno ama. Y poner mucha pasión.” Destacó Verónica.


Realmente trabajos delicados y con especial atención en los detalles. Calentitos por la calidad de la materia prima, y fáciles de lavar. Un emprendimiento artesanal que se posiciona en la Patagonia.

Para conocer las redes les recomendamos que puedan buscar y conocer aun más sus trabajos:

Instagram: calentitos_los_ponchos Facebook: calentitos los ponchos

108 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo