• descubritudestino

Carpe diem: collares que guardan significados

Dedicación y amor por las flores secas. Valentina emprendió siguiendo una pasión. Fue así que logró fu Carpe Diem, las flores son las protagonistas de las joyerías.

Valentina San Martin, se dedica a producir desde lo artístico accesorios que representan la identidad patagónica. Amante de las flores y cada vez que veía una flor la guardaba en los libros.


Un día dije porque no tener uno siempre y dije voy a intentar hacer uno. Empecé con esmalte y no salió, después conseguí vidrio líquido y me encantó. Los primeros que hice, los tengo guardado y otros los vendí, las personas le gustaba mucho y recibí comentarios muy lindos. Compré la resina, moldes y así comenzó todo”, comentó Valentina. También hace anillos, pulseras y llaveros.

Valentina estudiante de Psicología en Ciencia de la Educación, en la Universidad Nacional del Comahue. El centro de estudiante le comentó a Valentina sobre la feria y asistió. “Hice 20 collares y pulsera pensando que iba alcanzar, pero a la hora me quedé sin stock. Desde ese momento, la venta aumentó muchísimo, también los seguidores en redes sociales y la venta online. Aumenté la producción”, contó la joven emprendedora. Luego asistió a la Feria Somos Germinar y empezó asistía a más ferias de Neuquén.


El punto de llegada no fue un golpe de suerte al azar: sino que es fruto de un trabajo minucioso y detallista de Valentina. El emprendimiento que se destaca por sus productos estrella y por la buena onda de Valentina hacia los clientes. Además, todos los productos tienen diferentes formas y flores. En cada compra lleva un mensaje que reflexiona sobre la vida. Además tiene la particularidad que fomenta la economía regional. Casi el 100% de los materiales que usan son argentinos y la mano de obra es nacional, un equipo de trabajo íntegramente femenino.

La idea del logan es disfrutar el día y disfrutar la vida. Me veía tres personas cortando las flores y me preguntaban el motivo, yo respondí esa flor está hoy pero mañana se marchita, se degrada y nadie se va acordar de ella. Mi idea, mantener un momento, una persona o un recuerdo dentro de esa flor y mantenerlo para siempre”, expresó la emprendedora.

Soy muy ansiosa, pero aprendí que mientras más tiempo le dediqué, más perfecto va a quedar. En momento de la producción estoy muy concentrada, porque la resina es un trabajo contra tiempo y aproximadamente media hora para trabajarla”, Valentina.


Un emprendimiento que se destaca por la dedicación, compromiso y por los novedosos accesorios. Para saber más Carpe Diem, estar atento a su nueva colección, podes contactar por las redes sociales:

Instagram: carpe.diem.nqn

Página Web: https://carpediemnqn.empretienda.com.ar/

167 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo