• descubritudestino

Desidora Lingerie: lencería hecha con amor para cada cuerpo

Mariela Aranea emprendió “Desidora Lingerie”, buscando trasladar sus conocimientos y pasión. Una diseñadora que busca detalle y prolijidad en cada conjunto de ropa interior, haciendo de cada conjunto algo inclusivo, adaptado a todos los cuerpos.

Mariela comenzó con la costura en el año 1999, realizó el curso de “Corte y Confección básica”, A medida que avanzó con la costura, comenzó a diseñar trajes de Danza Árabe y vestidos de fiestas. Más tarde, hizo un curso de lencería y corsetería.


“Nunca tuve ningún problema de cortar, lo hago sin miedo a nada. Me fui perfeccionando con el curso, a través de los años y con el emprendimiento estoy hace un año,” comentó Mariela.


En el año 2019, cuando recién comenzaba su emprendimiento, le tocó estar en la Fiesta de la Confluencia, fueron tres días donde diseñó lencería mostrando y promocionando sus productos. Una puerta de ingreso para que más gente conociera su noble trabajo y tan artesanal que lleva adelante. Tuvo una experiencia maravillosa y desde ese momento comenzó con las ferias. Hoy se encuentra participando activamente de la Feria Casita Emprendedora.


“El nombre es muy importante para mí, yo quería un nombre tenga un significado, Desidora porque mi mamá se llamaba así y siempre está presente en mí. No sé si fue por el nombre o por ella, desde que comenzó el emprendimiento estuve a full”, relató Mariela.

El esfuerzo que hay detrás de lo que parece una simple prenda, muchas veces no se ve, y eso es lo que intenta demostrar esta emprendedora, un producto artesanal que se destaca entre tantos industriales. Si bien los modelos son variados, lo que más se destaca son los conjuntos de micro tul bordados. También se distinguen aquellos con puntilla de variados colores.


“Las clientas piden mucho el color rojo de micro tul o con taza de triangulo y puntilla, siempre queda sexy”, comentó Maru.

Ella siempre busca que a las clientas les gusten y se sientan cómodas. Cada vez hay menos vergüenza a pedir un conjunto de micro tul o encaje. Si bien al comienzo cuesta posicionar una marca y más aún un emprendimiento tan artesanal, poco a poco las clientas se van animando a comprar. Y la alegría de esta emprendedora es cuando siguen comprando todos los meses tanto para uso propio como para regalar.


“Muchas chicas tienen problema en conseguir algo sexy, por su talle, entonces yo hablo con ellas, para que me digan que parte le queda grande o chica, si les convence el color o prefieren otros. Todo esto con el objetivo de que les quede perfecto y se sienta hermosas”, agregó Maru.



Además de lencería artesanal, los clásicos body, o los corsetes, se viene un nuevo producto. Para esta temporada de verano 2022, va a comenzar a hacer bikinis. Algo muy esperado por muchas de sus clientas que lo vienen pidiendo desde hace tiempo.


Por su parte concluyó con un mensaje para sus clientas y potenciales. “Las chicas se tiene que animar a utilizar conjunto, no es importante ser flaco o gorda, lo importante es sentirse cómoda, linda y sexy”, expresó Mariela.


Para conocer más acerca del emprendimiento pueden buscarlo en redes sociales:

Instagram: Desidora Lingerie

Facebook: Desidora Lingerie


Redacción: Natalia Martínez

333 vistas0 comentarios