top of page
  • descubris

El Bocado: Un dulce emprendimiento en Villa la Angostura que conquista paladares

En el año 2019, antes de que el mundo se viera sumido en la pandemia que cambiaría la vida tal como la conocíamos, un emprendimiento nació en Villa la Angostura, Argentina, con una propuesta dulce y auténtica: El Bocado. Detrás de este exitoso proyecto se encuentra Facundo, un Licenciado en Comercio Internacional con más de dos décadas de experiencia en finanzas y un conocimiento previo en la elaboración de garrapiñadas. El Bocado se ha convertido en un referente en la producción de este delicioso snack y otros productos, ganando la fidelidad de sus clientes locales y extendiendo su alcance a nivel nacional e internacional.



La historia de El Bocado comenzó en Villa la Angostura, un pintoresco lugar rodeado de belleza natural en la Patagonia argentina. Facundo, junto con su socio Leo, decidió aprovechar las cocinas comunitarias del municipio para dar vida a su emprendimiento. Su visión era crear garrapiñadas únicas, utilizando ingredientes de alta calidad y métodos artesanales. En su primer día de ventas, lograron vender 20 cajas de garrapiñadas de girasol y maní, un comienzo que Facundo describe como "mágico".



Sin embargo, la verdadera prueba de El Bocado llegaría con la pandemia de COVID-19. A pesar de los desafíos económicos que enfrentaron todos los emprendedores, la clientela local demostró un apoyo inquebrantable hacia los negocios locales, lo que permitió que El Bocado creciera de manera constante. Los pedidos aumentaron y la demanda se hizo más sólida. Facundo y Leo se vieron obligados a tomar su emprendimiento más en serio, trabajando medio tiempo en empleos regulares y la otra mitad en la producción de El Bocado.



En enero de 2021, finalmente lograron abrir dos locales en Villa la Angostura y una fábrica. Esta última se ubicó en una antigua escribanía abandonada, donde obtuvieron todas las acreditaciones legales necesarias en materia de bromatología para fabricar sus productos. El Bocado expandió su catálogo para incluir garrapiñadas de maní, girasol, almendra, nuez, avellanas y castañas, además de una línea de snacks salados que incluye maní con mostaza y miel, girasol con ajo y romero, nueces con jengibre y las increíblemente exitosas almendras con merkén.



Una de las estrategias clave de El Bocado ha sido su enfoque en las redes sociales, especialmente en Twitter. En 2021, Ciudad Magazine los nombró "Twitteros del Año", un reconocimiento que impulsó aún más su presencia en línea. Los clientes pueden comprar directamente desde su página web, y El Bocado realiza envíos a todo el país. Además, han establecido alianzas estratégicas que les permiten llegar a otros países, llevando un pedacito de Villa la Angostura a lugares lejanos.



Mirando hacia el futuro, El Bocado tiene planes ambiciosos. Buscan mejorar sus procesos mediante la adquisición de nueva maquinaria, lo que les permitirá ofrecer productos aún más homogéneos sin perder su esencia artesanal. Facundo, con un brillo de emoción en los ojos, sueña con que El Bocado llegue a cada rincón de Argentina, compartiendo la esencia de Villa la Angostura con el mundo a través de sus exquisitos productos. En palabras de Facundo, "es importante ser conscientes de que cada vez que sale un producto de Villa la Angostura, se va un pedacito de Villa a la persona que lo compró". Y con cada garrapiñada, un pedacito de esta joya de la Patagonia se hace presente en el paladar de quienes tienen el placer de degustarla.

Instagram: elbocadovla


Redacción: Abril Casanova

73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page