• descubritudestino

Eterea: más que un estudio de Danza un segundo hogar para las alumnas

Un estudio de danza que transmite una historia en cada presentación. Seguridad para las alumnas y una directora que quiere que ellas transmitan amor por la Danza Árabe.

"Sentí el arte del cuerpo en movimiento”


Leticia Villarreal, directora de Eterea estudio de arte, presenta la Danzas Árabe para potenciar la expresividad y fortalecer el cuerpo para todas las edades. Poder llevar al máximo la seguridad y confianza en una misma.


“La Danza árabe es lo que más me apasiona. Y poder transmitir eso a cada alumna que viene es un mimo al alma. Ver como cada una aporta sus sentimientos es hermoso”, expresó Leticia.


Hace 13 años abrió Eterea. La directora, fusiona la Danza árabe con Contemporáneo, permitiendo expresar sentimientos, ideas, historias, por medio de los movimientos corporales. Esta danza tiene mucha cultura, se puede observar en las decoraciones que tiene la academia. Cruzas la puerta y es como realizar un viaje a Marruecos, su decoración única y ambiente cálido hacen que te transportes.


Cuando uno habla de Danza Árabe, lo primero que se asocia es la mujer bailando al hombre, pero no es así, porque son danzas creadas por mujeres para mujeres. A través del movimiento se transmite conocimiento. En este sentido, la danza no es solo sensualidad o provocación. Al contrario, es seguridad en sí misma, amor propio. También es una danza que te ayuda en el momento del parto.


“Entra en juego, estar sensual y no es sólo eso, hay un montón de historia que no tiene nada que ver con la sensualidad. Ver el vestuario, estar tapada desde los ojos hasta los pies, genera rechazo, por eso se da que muchas veces que las bailarinas quieren el traje de dos pieza, corpiño y pollera, en realidad eso es un estereotipo”, agregó Leticia.

Leticia quiere que cada alumna pueda interpretar y transmitir el arte, esta “Detrás de sus ojos.” La danza, teatro y poesía, está contextualizada en Marruecos, lo que expresa, es la vida de una mujer que va a enviudar y queda a cargo de cuatros hijas, entonces Leti cuenta la problemática de enviudar en un país dónde la mujer no tiene derecho a heredar. Las bailarinas, entienden la cultura e interpretan, actúan y expresan de forma tal que el público entiende esa historia.


A la hora de subir a un escenario, Leti les aconseja a sus alumnas que se conecten entre ellas, porque están contando una historia, no es estar todo el tiempo bella.


“Tener un personaje, quita la presión de subir y romperla, sos una reina. No sos una reina, en realidad, sos una comunicadora del arte, estás mostrando y contando una historia de un personaje que el público debe entender." Manifiesta Leticia.


En los ensayos, la profesora no dice “Otra vez”, “Vamos de vuelta”, porque a veces las alumnas vienen con todas sus emociones y no le sale por diferentes motivos personales. Para no exponerlas en una situación incómoda frente a sus compañeras, ella dice las correcciones en privado y pregunta si las puede ayudar.


Es un estilo de baile para todas las edades, cuando vienen las mujeres mayores a tomar clases, y es que hay mujeres de su misma edad, en general se sienten cómodas y le gusta bailar sin miedo. Tiene su horario, su clase se basa en la danza típica de Magred y a las alumnas les encanta ese estilo, se entusiasman mucho.


¿Qué significa Eterea para las alumnas?

“Bailo desde los 10 años. Fui a muchos estudios de danza y en ninguno me sentía cómodo, al punto de frustrarme porque amo bailar. En el 2010 una compañera del secundario me invitó para que vaya a tomar una clase con Leti, y fue una conexión inmediata, me sentí super cómoda desde el primer momento. Amo la pasión que le pone Leti al dictar las clases, porque no sólo te transmite amor por la danza, sino también amor por la historia. Te inspira a cada día querer aprender más y más. Llevo en mi corazón a Leti y Eterea, es mi segunda casa.” Expresó con amor la alumna Day.


“Leticia es una persona muy dedicada, eficaz y sobre todo apasionada por lo que hace. Lo hace con el corazón, siempre está dispuesta a que nosotras, no solo aprendamos la técnica del baile sino también la historia y representarla a través de la poesía y la danza. Soy alumna de ella hace más de 10 años, y básicamente me crió y enseñó como bailarina. Ser parte de su equipo conlleva una gran responsabilidad, dedicación y pasión. Leticia, siempre enseña o por lo menos intenta, que la danza no solo es mover el cuerpo, sino que es mucho más, es expresar lo que uno siente, es sentir esa adrenalina antes de salir al escenario y hacernos olvidar de todo y simplemente vivir, soñar, volar y disfrutar”, agregó emocionada la alumna Ludmila.

“Leti me abrió sus puertas y fue como sentirme en casa, vi la Danza Árabe desde otro punto de vista, pude expresar mis sentimientos y amar muchísimo está danza. Cuando di mis primeros movimientos, sentí que no podía, pero Leti me ayudó y me transmitió confianza, seguridad, pasión por está danza. Leti es una persona hermosa, te ayuda a superar los famosos miedo que tiene cada mujer que comienza algo nuevo”, comentó Natalia.


“Leticia Villarreal profesora, directora de Etérea estudio de danzas, una persona que enseña con mucho cariño, paciencia, alegría y sobre todo con mucha humildad. Eso es lo que más me gusto de ella. Tomó clases con ella desde el 2012 ya la considero mi amiga, les recomiendo a los lectores que si les gusta bailar, no se pierdan la oportunidad de conocerla”, concluyó María Agüero.


Eterea se ubica en Tucumán 331, Neuquén Capital. Para contactarse con el estudio, les dejamos las Redes Sociales.

Facebook: Eterea Estudio De Arte

Instagram: eterea_estudio_de_arte


Redacción: Natalia Martinez.

142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo