• descubritudestino

Eva Ilustrada: Pincel, colores y a pintar

Evangelina Quinteros vivió en Salsipuedes, ciudad en las Sierras de Córdoba. Hace 6 años decidida a vivir nuevas aventuras encaró un gran desafío. Con su mochila llena de pinceles, acrílicos y pintura decidió mudarse a Neuquén, donde comenzó su emprendimiento: Eva Ilustrada.

Cuando tenía 8 años, me gustaba el animé. Dragon Ball Z, todo lo que era acción y pelea. Empecé a dibujar a Goku, me dijeron que lo hacía muy bien y de ahí no paré de dibujar”, comentó Eva.


Sus primeros comienzos en dibujo

Ella estudió la secundaria y se graduó de bachiller en Arte y Humanidades. Unos años más tarde, Eva pasó por una crisis y no pudo agarrar por un tiempo el lápiz y papel para dibujar.

Cuando comenzó la facultad, empezó a dibujar en sus tiempos libres porque había arrancado la carrera de Artes Visuales en la Escuela Superior de Bellas Artes Dr. José Figueroa Alcorta. Pudo estudiar medio año porque tenía mucho trabajo. Sin embargo, después del primer cuatrimestre, decidió comenzar la carrera de Diseño Gráfico. Al mismo tiempo que estudiaba esta nueva carrera seguía trabajando, cuidaba niños, trabajó en una gráfica, y siempre continuó en contacto con profesiones relacionadas al Arte.

En una época decidí vender lo que hacía. Realizaba postales, cuadros, posters y empecé a vender en la feria de artesanos de Güemes en Córdoba. Quería encontrar un lenguaje, porque tenía la idea de los dibujos, pero quería expresar lo que estaba viviendo y a su vez, transmitir esos sentimientos y que sea colorido”, comentó Eva.


En 2016 Eva se mudó a Neuquén y fue ahí cuando comenzó a publicar sus dibujos. Un tiempo después surgió una convocatoria para artistas y fue así que empezó a sonar su celular por una muestra que se iba a desarrollar en el Centro Cultural de Cipolletti. Fue así que de a poco se fue conociendo su arte, y llegando a nuevos escenarios como el Museo de Bella Artes. Además de estas experiencias, hace pocos meses, estuvo en un encuentro de Ammura. Su primera intervención fue en el Museo a Cielo Abierto. La temática era los Derechos de los Niño/as según las Naciones Unidas, decidió pintar una nena que corre, llevaba en sus manos unos lápices. El cuadro reflejaba a la protagonista saliendo de una nube negra y también mostraba un atardecer.

Neuquén tiene la barda que es increíble y muy rojiza, arena y otras tonalidades que no es común verlo en Córdoba. Me impactó mucho el verano, es hermoso, los ríos, y esto influyó muchísimo en la manera de pintar. En cambio, Córdoba tiene muchísima vegetación, los ríos son más pequeños, los yuyos tienen olor rico, son lugares muy lindos, muy distintos y cada uno tiene su personalidad”, expresó Eva.


Unos de los primeros cuadros que Eva pintó en Neuquén, consistía en árboles, agua y una chica que estaba por tomar agua del río. Una gran personalidad, imaginación, colores, líneas que combinan y generan un cuadro lleno de significados.

Uno de los cuadros que más resalta, es una mujer que tiene cabeza de pájaro; se relaciona con el hecho de agarrar una valija y viajar. Mezcla el ave con la persona. Una escena que muestra su inmigración característica.


Soy una artista muy curiosa, me gusta estudiar cosas que me genera interés y en base a eso, voy creando. Sobre todo, me gusta traducir la cultura que absorbo en lo que dibujo, en este sentido, cada persona tiene su historia y me incentiva contarlo a través de los dibujos”, concluyó Eva.


Para conocer más acerca de Eva Ilustrada, conocer todo su arte y sus dibujos, pueden buscarla en Redes Sociales.

Instagram: eva_ilustrada

Facebook: Eva Ilustrada


Redacción Natalia Martinez

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo