Buscar
  • descubritudestino

Mathienzo, la yerba que revolucionó el mercado

El boom de la yerba, una infusión bien argentina presente en cada familia, en cada hogar y centro de reunión de gran parte de la población. De la mano de Mercedes Buey Fernández y Nicolás Tiferes, ya hace unos años nace Mathienzo, la marca que revoluciona el mercado con su pata fundamental, la innovación. Un blend de yerba premium, con una cosecha manual y 24 meses de estacionamiento natural, diseñado con las mejores materias primas.


Dos emprendedores que venían del palo del diseño industrial, vieron la oportunidad de generar algo innovador, de calidad y a su vez que acompañe la tradición y cultura local. Vivir nuestras raíces de una manera diferente.


“Nosotros cuando arrancamos, venimos del palo del diseño industrial, somos los dos diseñadores industriales arrancamos diseñando productos con una misión y una idea de lo que queríamos hacer. Cada uno tenía la típica historia emprendedora, sus trabajos por su profesión y nos juntamos por un trabajo en particular empezamos a desarrollar productos. Uno de los productos que desarrollamos honestamente fue el mate, el mate Mathienzo. Un mate de silicona, que para que lo piensen hace 7 / 10 años atrás era bastante más revolucionario de lo que puede ser la silicona hoy. Y sobre todo la silicona hoy en un contexto tan tradicional, tan gauchesco. Además, nosotros la verdad que creo que siempre nos destacamos un poco por ser diseñadores con visión de negocio creo, sin perder el romanticismo de diseño y sin perder las ganas de diseñar y aportar valor a los objetos”, comentó Mercedes Buey Fernández.

Si bien cambiaron el objetivo comercial, pasar del diseño a la producción de yerba mate, fue todo un desafío y un trabajo de investigación que duró 3 años, y aún al día de hoy siguen en constante aprendizaje. En este sentido, el diseño del packaging fue fundamental dentro del proyecto. Encontrar un diseño del paquete de yerba que transmita los valores que ellos querían comunicar, por un lado, la innovación, la tradición, lo orgánico, lo artesanal y el cuidado por el medioambiente. Todo esto fue un punto clave dentro del camino de Mathienzo.


“Vendíamos servicios de diseño, pero el mate pronto se convirtió en marca y ahí es donde Mathienzo hizo el click, ahí es donde nos convertimos en Mathienzo como tal”, detalló Mercedes.


La tradición y las raíces, facilitaron para que el nombre saliera naturalmente. Mati, en quechua, significa la calabaza, la calabaza donde se toma el mate. Y el lunfardo, matienzo tan utilizado por loas argentinos, pues así nació el nombre, naturalmente dentro de una lluvia de ideas entre Mercedes y Nicolás.


“Honestamente, pienso a veces, hay marcas que uno la fuerza un poco, y hay marcas que salen más naturalmente. Mathienzo costó, pero salió muy natural. En 2 ó 3 viajes de auto, que uno está así como en el emprendimiento proponiendo ideas, salió el nombre. Mati, en quechua es el nombre original de la calabaza. Y Matienzo en lunfardo rioplatense se usa mucho. Te invito a mi casa a tomar unos Matienzo. De ahí surgió la combinación. Mathi con th al verlo así, nos cerró por todos lados. Por una cuestión de nuestra visión de negocios que queríamos exportar”, agregó Mercedes.


Un concepto disruptivo que lo proyectaron no solo porque suena muy tradicional sino también por la visión de exportación que tenían. Fue tal el impacto que se generó, que Mathienzo rápidamente comenzó a ser un referente dentro de la industria de la yerba mate premium, imponiéndose como agente de cambio. Yerba cosechada a mano, producida en Misiones y Corrientes de manera agroecológica, estacionada por dos años, sin tacc y con bajo contenido de polvo. Un producto masivo, pero con altísima calidad y valor agregado. El valor de vivir una experiencia.


Definida por Mercedes, al abrir el paquete y preparar el mate, como “el olorcito a campo del mate de la abuela, olor a yerba de antes”, definió Mercedes.


La experiencia de transportarte a ese lugar, al capo, a lo verde, a la naturaleza.

Dato Descubrí: uno de los pilares de Mathienzo, es la innovación, estar constantemente generando algo nuevo para sorprender a cada cliente/a, investigando y realizando nuevas propuestas. Ya que es su esencia. Desde su lanzamiento, el objetivo no fue vender un producto más, sino, comunicar y desarrollar experiencias, generar sensaciones y deconstruir esquemas. Trabajar para lograr un impacto positivo para el medio ambiente.


“Nosotros cuando trabajamos, tenemos mucho respeto por el medio ambiente y somos muy respetuosos, trabajamos con un montón de cosas y con materiales compostables, también estamos haciendo campañas de recuperación del bosque, tratamos de transmitir esas experiencias y generar un valor agregado en lo que producimos”, mencionó Mercedes.


Para conocer más acerca de la yerba y sus productos pueden buscarlos en: mathienzo.com

Facebook: Mathienzo.oficial - Instagram: mathienzo.oficial


Redacción: Andrea Vauthay - Diego Nordenstrom

134 vistas

©2020 por Descubrí Tu Destino.

Neuquén, Patagonia Argentina

Inscripta en el Registro Público de Señales y Productoras - Ley 26.522 - ENACOM