top of page
  • Foto del escritordescubritudestino

Milka Iglesias: La joven chef rionegrina que marca tendencia en la gastronomía patagónica

La pasión por la gastronomía puede ser innata, pero cuando se combina con la dedicación, el esfuerzo y la búsqueda constante de aprendizaje, puede dar lugar a una carrera exitosa. Milka Iglesias, una joven chef rionegrina, es un claro ejemplo de esto. Su viaje en el mundo de la cocina comenzó desde temprana edad, influenciada por el entorno familiar y la tradición que la rodeaba.

"La gastronomía siempre estuvo muy presente en mi familia. Siempre tuvimos eso de hacer cositas para vender con mis hermanas, y juntar una platita para nuestras cosas. Y cerca de los 16 años lo empecé a ver con otros ojos, me empecé a interiorizar más empecé a buscar más cosas en YouTube y en internet. Empecé a buscar cursos y a querer trabajar en el rubro. Todas esas cosas me fueron llevando a que cuando estuvo el momento de decidir qué quería para mi futuro, elegí la cocina." Comentó Milka.


Sus padres fueron sus primeros mentores, alentándola y acompañándola en cada paso de su desarrollo culinario. A medida que crecía, Milka comenzó a ver la cocina con otros ojos, profundizando en su interés y buscando nuevas formas de aprender y crecer.

"Fue la cocina lo que elegí para mi futuro", contó Milka con convicción. Encontró en la creación y en el aprendizaje constante su verdadera pasión. La cocina se convirtió en su refugio, un lugar donde podía experimentar, equivocarse y mejorar constantemente.


Actualmente, lo que más disfruta es esa posibilidad que genera la gastronomía, de crear con sus propias manos y recibir la valoración de quienes prueban sus platos. Escuchar no solo palabras de reconocimiento, sino también comentarios que la desafían a superarse continuamente, la motiva a continuar.

Sus primeros pasos en la gastronomía fueron autodidactas, lo que le permitió desarrollar su capacidad de resolver problemas con recursos limitados. Su emprendimiento personal fue el punto de partida, pero luego amplió su experiencia trabajando en panaderías y pastelerías, donde aprendió valiosas lecciones de colegas y mentores.


"Hice la tecnicatura superior en gastronomía en la escuela de Cocineros Patagónicos en Neuquén y el curso avanzado de pastelería en la misma escuela. También fui tomando cursos de manera particular con pasteleras de la zona y seminarios." Agregó Milka.

Para consolidar su formación, Milka completó la Tecnicatura Superior en Gastronomía en la Escuela de Cocineros Patagónicos en Neuquén. Complementó su educación con cursos y seminarios con reconocidas pasteleras de la zona. Sin embargo, no se detuvo allí. Continuó buscando inspiración y aprendizaje en profesionales locales e internacionales a través de las redes sociales.


Uno de los momentos más importantes en su carrera fue su participación en ENBHIGA, donde conoció a personas que la impulsaron a crecer y a tener una visión más amplia de las oportunidades en la gastronomía. Fue en este evento donde conoció a Pablo Quiven, un referente que ha sido fundamental en su desarrollo profesional. Hoy, Milka trabaja junto a él en su restaurante, Quiven Patagonia, en Bariloche.

"Siempre hay personas que impulsan a continuar, a generar nuevas ideas. En su momento mis referentes eran las personas que me rodeaban laboralmente y mi profesor Diego Bussa. Observé a muchos profesionales y me guiaba por las cositas que veía que me llamaban la atención y yo iba tomando un poquito de todos lados y así fui formando mis propios resultados. Hoy en día tengo muchos profesionales con los que me guío para ir forjando mi propio perfil como cocinera. Pablo Quiven es un gran referente para mí ya que comparto y experimento en la cocina con él, pero en líneas generales las redes sociales hoy nos llevan a poder conocer y observar a grandes profesionales al rededor de todo el mundo y eso es súper enriquecedor." Concluyó la chef.


Milka Iglesias es un ejemplo inspirador de cómo la pasión, el esfuerzo y el deseo de aprender pueden llevar a una joven chef a destacarse en la escena gastronómica patagónica. Su historia es un testimonio de que con dedicación y perseverancia, los sueños culinarios pueden convertirse en realidad.


Para conocer más de su trabajo, pueden visitar el restaurante dónde actualmente cocina, en la Ciudad de Bariloche, o seguirla por redes sociales: milka.iglesias


Redacción: Andrea del Pilar Vauthay

341 visualizaciones0 comentarios
bottom of page