top of page
  • Foto del escritordescubritudestino

Oma María Pastelería Artesanal: sabores imperdibles para los amantes de lo dulce

La dueña apostó por crear su propio emprendimiento en pastelería. Elabora una variedad de sabores en tortas, postres, desayunos y mesas dulces. La dueña comentó “Yo me considero afortunada por realizar aquello que me hace feliz”.

Nancy Marino, de 51 años, está detrás de Oma María Pastelería Artesanal. Nació en Puerto Deseado, Santa Cruz. Actualmente, vive en Plottier junto a su familia. Hace ocho años decidió crear su emprendimiento de pastelería artesanal con sabores imperdibles.


Por motivos laborales, ella junto a su esposo se mudaron a Plottier y su trabajo se ubicaba en Neuquén. Tiempo después, Nancy renunció para dedicarle tiempo a la crianza de sus tres hijos. Luego, retomó sus actividades. A la par que trabajaba, realizó el profesorado de Educación Primaria y estudió la Tecnicatura Superior en Administración de Empresas.

Empecé a pensar, porque había estudiado en relación a eso, qué sucede con las empresas internamente, hasta dónde se puede desarrollar un trabajador dentro de una empresa. También había estudiado y visto mucho lo que era el emprendurismo y me interesó muchísimo seguir por ahí” señaló.


A raíz de sus inquietudes, decidida a comenzar un emprendimiento, Nancy eligió aprender algo que siempre le interesó y le parecía maravilloso: la pastelería. Por tanto, asistió a la Escuela de Cocineros Patagónicos y 2015 se recibió de Pastelera Profesional. Mientras cursaba la carrera, en marzo del mismo año elaboró desayunos para vender. A medida que adquiría más conocimiento y técnicas nuevas, agregó otros productos a la bandeja. Es así como Oma María Pastelería Artesanal dio sus primeros pasos.

El nombre de Oma María es en honor a su abuela. Gracias a ella, logró tener una visión más detallista sobre la cocina.


Nancy comentó “Nosotros éramos siete hermanos y se cocinaba fideos, así todo medio como a granel, sin mucho cuidado. Y en la casa de la abuelita María, como son todos los alemanes, son cuidadosos, disciplinados y tan minuciosos. Ahí conocí y aprendí lo que es la elaboración cuidada, con ingredientes de la calidad y con técnicas fijas. A mí eso me costó muchísimo. Aprendí que un guiso, una tarta o unos fideos se pueden hacer de muchas maneras diferentes y que con todo ese cuidado la atención y con insumos de calidad podía salir algo maravilloso”.

En retrospectiva, la emprendedora está feliz con su decisión de dedicarse a la pastelería.

"Mirando para atrás, la verdad que fue una muy buena elección porque no es muy fácil dedicarse a algo todos los días y que a uno le dé placer. Que uno se levante con muchas ganas de hacer lo que está haciendo. Yo me considero afortunada realizar aquello que me hace feliz. La pastelería tiene un margen de creatividad lindo como para sentirse movilizado todos los días para hacer este trabajo” reflexionó.


Oma María Pastelería Artesanal elabora una variedad de productos en tortas, postres, desayunos y mesas dulces. Trabaja bajo pedido, pero ocasionalmente tiene stock los fines de semana.


Las tortas son personalizadas según lo requiera cada cliente. Las decoraciones de las mismas pueden incluir macarons, frutillas bañadas en chocolate, diseños únicos en pasta ballina, entre otras opciones más.

También trabaja con mini pastelería. Son productos en unidades pequeñas con una medida de 3,7 centímetros. Algunos de sus sabores son el crumble de manzana, cheesecake, chessecake de maracuyá, doble mousse de chocolate blanco y chocolate amargo, brownie, lemon, pistacho, mango, lima, chocotorta, maracuyá.


Durante la temporada de verano, en eventos, bodas y cumpleaños se trabaja con postres en vasos pequeños denominados ‘shots’. La carta de sabores disponibles son mascarpone de frutos rojos, tiramisú, limón, mousse de chocolate, cremoso de naranja, maracuyá, chocotorta, oreos, cheseecake de frutos rojos. Asimismo, realiza mesas dulces en el que incluye tortas, mini pastelería, macarons y mucho más.

Otro de los productos novedosos de Oma María son los cannolis. En 2017, Nancy viajó a Italia y adquirió nuevos conocimientos para aplicarlo en su pastelería “Había probado, entre otras cosas, algo que me había fascinado mucho que eran los cannolis. Me fascinaban. Tuve tiempo ahí para desarrollar bien una receta y fueron un ‘boom’. Hago cannolis argentinos, no están rellenos con ricota, los míos están rellenos de pastelera argentina”.


La emprendedora destacó que el día con más trabajo tiene durante el año es en el Día de la Madre. Los productos que más sobresalen son los macarons y los lingotes de carrot, pistachos y lima. Por su parte, para el Día del Padre los sabores tradicionales son los más requeridos. Entre ellos el chessecake, brownies o cake simple con frutos rojos.


Durante su camino como emprendedora, Nancy sobrellevó dos contratiempos.

Uno de ellos fue en 2019 con el corte de luz masivo en Argentina. Por aquel entonces era el Día del Padre y tenía que entregar ocho cajas. “Tuve que vaciar el freezer, saqué lo que no era necesario e intenté meter todas las cajas adentro. Quería llamar a los clientes, pero WhatsApp estaba caído también. Eso fue muy particular. La gente tuvo que dejar la puerta abierta porque tampoco sonaba el timbre por el corte. A medida que fueron llegando entregué todo. Pero es un tema para las pastelerías, aunque sean cocinas online, la luz porque vos necesitas tener todo refrigerado todo el tiempo. Incluso no puedes montar una crema de leche si no está frío” expresó.

Por otro lado, la pandemia en 2020 fue una incertidumbre para el futuro de su labor. Los eventos y cumpleaños se cancelaban y, en algunos casos, tuvo que hacer devoluciones económicas. Sin embargo, con el paso de tiempo pudo adaptarse al nuevo panorama. Empezó a hacer tortas de un kilo, ya que los festejos eran entre cuatro y cinco personas, y realizó postres fáciles de llevar y traer. En este sentido, la pastelera comentó: “Esos son unos momentos para detenerse un segundo, recapitular, ver que tiene y que no tiene, ver qué cosa novedosa se puede hacer entendiendo el nuevo contexto. La vida requiere esto todo el tiempo”.


La emprendedora comentó que hace dos años atrás estaba lista para abrir una pastelería. Ya disponían del local, pero hubo un problema con la instalación de gas y la información de la misma no era clara. Nancy manifestó: “Mientras tanto, fui comprando todo lo que iba a necesitar para la para la pastelería. Incluso una diseñadora me hizo todo el diseño interno y externo de la cocina, absolutamente todo. Tengo guardadas las lámparas y el empapelado, pero todo eso lo dejé guardado”. Sin embargo, su proyecto lo postergó para más adelante “Quizás la posibilidad era en 2023 empezar a construir acá mismo en mi casa la pastelería. Hubiera sido posible hacerlo este año, pero tengo que irme a Hungría porque mi hijo vive allá y hace tres años no lo veo. Eso es lo más importante. Vamos a ver qué hacemos en el 2024 del proyecto de abrir una pastelería”.


Para descubrir los productos de Oma María Pastelería Artesanal, pueden visitar sus redes sociales o contactarse vía WhatsApp.


WhatsApp: 299 611-5489


Redacción: Agustina Figueroa.

217 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page