top of page
  • Foto del escritorAgustina López

Peludo Barfero, la dietética neuquina para perros y gatos

Este emprendimiento de Neuquén capital comercializa productos naturales para animales de compañía. Desde comida basada en la nutrición BARF hasta artículos de higiene como shampoo y crema, busca construir y fomentar un estilo de vida en la vereda contraria de los ultra-procesados.

El alimento balanceado se compone de granos secos que poco se parecen a la ingestión que los animales tienen en la naturaleza. Una alternativa que cada día gana más terreno es la nutrición BARF: la Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada -por sus siglas en español- se basa en comidas lo más parecidas posible a lo que los perros y gatos ingerirían de hallarse en su ámbito natural.


Si bien aún sigue en estudio su efecto en los animales, existen casos concretos en los que el cambio fue beneficioso. Al respecto, hablamos con Katherine Silva, co-fundadora de Peludo Barfero, para que nos cuente de qué va el proyecto neuquino que impulsa este tipo de alimentación en los animales de compañía.

“La dieta BARF intenta recrear los componentes principales de la presa que hubieran cazado: carne, vísceras, músculo, fibra y huesos carnosos”, nos cuenta Kata. Si bien en su nombre indica que debe ser crudo, hay quienes optan por cocinar los ingredientes para asegurar una mejor digestión.


Peludo Barfero empezó ante una necesidad personal. “Todo arrancó cuando mi perro, Pomelo, a los 4 meses dejó de querer comer alimento ultra-procesado”, relata Kata. “Lo único que quería era mi comida. Empecé a investigar qué le podía dar, porque no estaba teniendo una nutrición completa, y así llegué a la dieta BARF, que es lo que más se asemeja a lo que debe comer por naturaleza por su fisiología, por ser carnívoro”.

Kata sostiene que “los beneficios son muchos”, y enumera: “les cambia todo: el pelo, que brilla más y no se les cae tanto; hacen mejor caca, casi sin olor; la salud bucal mejora, sin sarro y con buen olor; están más activos, regulan su ansiedad, aumenta la expectativa de vida reduciendo la aparición de patologías causadas por el balanceado o por una mala alimentación”.


Tras realizar capacitaciones en nutrición de perros y gatos, Kata logró que Pomelo hiciera su transición a la dieta natural, y asegura que le cambió la vida. “Él estaba chocho, feliz. Le cambió el pelo, la manera de hacer caca; cuando antes no le pintaba comer en todo el día, ahora esperaba como un relojito la comida todos los días a la misma hora”, recuerda.

Era tal el cambio en la vida de Pomelo que conocidas y conocidos le preguntaban a Kata qué había hecho para que se lo viera mejor. Entre esas idas y venidas de consejos, se conocieron con Natalia Cirimele, también co-fundadora de Peludo Barfero, y su perrita Zozo. “Zozo en ese momento presentaba diarreas constantes y vómitos, y Nati tenía que pasar casi toda la semana en el veterinario. Ahí me preguntó por la comida natural, y cuando Zozo arrancó con BARF mágicamente la diarrea y los vómitos desaparecieron”, afirma Kata.


Para encarar un cambio en la nutrición, desde el proyecto promueven la búsqueda de información por parte de las familias, para saber qué es mejor para su amigo peludo en particular. Kata asegura que es indispensable “aportar aunque sea algo natural en su dieta, porque ya haciendo lo mínimo le estás cambiando algo en su vida, en su rutina”.

Las viandas de Peludo Barfero “están hechas bajo los estándares de la dieta BARF, compuestas por carne de vaca, pollo, vísceras como hígado, riñón y sesos; carne muscular como el corazón, huesos carnosos de pollo y un porcentaje de verdura fresca y de estación”. De todas maneras, antes de incorporar cualquier cambio en la alimentación, siempre es menester consultar con una persona profesional en el área para conocer la manera ideal de proceder de acuerdo a cada animal de compañía.


En cuanto a los costos, la dieta BARF es un poco más cara, pero Kata asegura que el ahorro se realiza desde otro lugar porque “las visitas al veterinario se minimizan, el acudir constantemente, pagar consultas, remedios”. Por eso, sostiene que “la alimentación natural sí puede ser más cara, pero da muchos beneficios que, en la balanza, tal vez termina saliendo lo mismo e incluso más barato”.

Más productos naturales en Peludo Barfero


Además de viandas, en el proyecto “podrán encontrar todo lo relacionado con el bienestar del peludo, siempre enfocado a lo natural y con el mínimo proceso posible en la realización”, nos dice Kata. Cuentan con viandas, snacks deshidratados, productos de higiene natural como shampoo, bálsamos, crema hidratante y crema cicatrizante; también mantas y camas, entre otras cosas. “Toda nuestra tienda está conectada con la palabra natural”, afirma Kata. “Siempre decimos que somos como la dietética de humanos pero para perros y gatos.


Para conocer más sobre este proyecto, pueden acercarse a su local en Santa Fé N° 665 (Neuquén capital) o visitar sus redes sociales: @peludobarfero en Instagram.


Redacción: Agustina López

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page