top of page
  • descubris

Radio Club Valle Inferior (RCVI) LU1 VOF, Celebra 40 Años de Radiocomunicación.

Entre las Ondas del Tiempo y los Rieles


En la pequeña pero histórica ciudad de Viedma, una comunidad unida por el amor a la radiocomunicación se prepara para conmemorar una fecha muy especial : el cuadragésimo aniversario del Radio Club Valle Inferior. Bajo el cielo patagónico y con el zumbido de las ondas etéreas como fondo, Juan Carlos Inostrosa ( LU8VIC), un radioaficionado de corazón, le da voz a la historia de su querido RCVI, llevando adelante una tradición que ha mantenido unidos a los apasionados por la radio desde su creación en 1984.

Hace casi cuatro décadas, un grupo de visionarios aficionados a las radiocomunicaciones, armados con equipos caseros y una pasión inextinguible, fundaron el Radio Club Valle Inferior. El incansable Marcelo Osterman encabezó la iniciativa, tocando puertas casa por casa, reuniendo a los entusiastas que dieron vida a una institución que ha sido el hogar de radioaficionados de todas las edades y niveles de experiencia. Nombres como Don Ángel Garay y Horacio Vázquez, miembros de la primera comisión, se han convertido en pilares de esta comunidad que se construyó alrededor de las ondas de radio.


La licencia distintiva LU1VOF ondea con orgullo, identificando al Radio Club Valle Inferior como un núcleo unificador de la comarca. Desde su inicio, el club ha sido no solo un punto de encuentro para aficionados a la radio, sino también un espacio de aprendizaje y colaboración, ofreciendo cursos y talleres para quienes desean adentrarse en el emocionante mundo de las radiocomunicaciones.

Juan Carlos comparte cómo este pasatiempo le ha brindado la posibilidad de conectarse con personas de todo el mundo, sellando estos encuentros exitosos con el intercambio de tarjetas QSL. Hace ya 25 años, Juan lleva a cabo transmisiones conmovedoras y prosperas con el Radio Club.


En los últimos 20 meses, el Radio Club Valle Inferior ha vivido un resurgimiento, sumando 30 nuevos radioaficionados a sus filas. Once de ellos ya han obtenido sus licencias activas a través de un curso exhaustivo de tres meses que abarca tanto la teoría como la práctica. Una vez completados los trámites y el proceso de aprobación en ENACOM, los nuevos radioaficionados se unen a la comunidad con licencias quinquenales, listos para explorar el apasionante mundo de las radiocomunicaciones.

En el año que celebra el 40º aniversario del club, la celebración ha alcanzado nuevos niveles de emoción y creatividad. Desde conmemoraciones históricas hasta eventos innovadores, el Radio Club Valle Inferior ha llevado su amor por las radiotransmisiones a un nuevo nivel. Una de las actividades destacadas fue la emocionante activación radial en la icónica estación de tren de Viedma, el Tren Patagónico. Esta audaz aventura, autorizada por el Radio Club Argentino, involucró la colaboración entre el tren y la Secretaría de Turismo de la provincia de Río Negro. Daniel Gracia, presidente del Tren Patagónico, abrió las puertas de esta histórica entidad para que los radioaficionados transmitieran desde sus instalaciones, brindando una experiencia única en la comunidad.


En un día memorable, que marcaba el 173º aniversario del paso a la inmortalidad del Gral. San Martín, Juan Carlos y su equipo llevaron a cabo una transmisión extraordinaria desde un vagón del Tren Patagónico. El vagón comedor, prestado por el tren, se ubicó en el andén, permitiendo que los radioaficionados compartieran su pasión por las ondas mientras el tren permanecía detenido. La experiencia, cargada de emoción y significado histórico, demostró cómo la radioafición puede unir a las personas en torno a valores compartidos y tradiciones arraigadas. "Fue una emoción enorme, una alegría muy muy grande, ver la cantidad de colegas que se prendieron en todo esto" comento Juan muy contentó.


Pero la innovación y la emoción no se detienen ahí. El Radio Club Valle Inferior está preparando una transmisión aún más audaz: una activación radial mientras el Tren Patagónico viaja de Viedma a Bariloche y viceversa. El camarote convertido en sala de transmisión albergará a 14 radioaficionados, quienes compartirán su pasión desde el corazón mismo del tren en movimiento. El evento, programado para el 21 de octubre, coincidirá con la celebración del Día del Radioaficionado, asegurando que el legado de la comunicación se mantenga firme en el presente y el futuro, traspasando las barreras geográficas con la misma energía que las ondas de radio.

Además, el club ha encontrado formas conmovedoras de honrar a figuras locales y su relevancia histórica. En el aniversario de la canonización de Artemides Zatti, el primer santo de la Patagonia, quien en sus años residiendo en Viedma, se ubicaba, hace 120 años atras, exactamente en el mismo edificio en el que se encuentran las oficinas de el RCVI hoy. El Radio Club transmitirá durante horas el próximo 9 de octubre, recordando su contribución y entrelazando el evento con su propia historia. Demostrando así que su alcance se extiende más allá de las ondas del éter, conectando la tecnología con el corazón de la comunidad y rindiendo homenaje a quienes han dejado una marca indeleble en la historia local.


La pasión y dedicación de Juan Carlos, así como la de sus colegas en el Radio Club Valle Inferior, trascienden las barreras de la tecnología moderna. Su compromiso ético de estar siempre listos para comunicar en tiempos de necesidad refuerza la importancia de la radioafición como un vínculo inquebrantable en la comunicación humana. Mientras el club se prepara para celebrar su 40º aniversario el 15 de febrero del próximo año, la comunidad de radioaficionados continúa tejiendo su red de comunicación, solidaridad y pasión por las ondas, escribiendo su historia en cada transmisión y compartiendo su amor por la radiocomunicación con el mundo.



Redacción: Abril Casanova.

110 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page