top of page
  • Foto del escritorMicaela Jonsson

Son neuquinos y lograron imponer el deporte acuático que hoy es furor

El Stand Up Paddle se volvió un “boom” en los últimos años y se practica haga frío o calor. Hace ocho años, Quimey Sup, una empresa familiar neuquina, se convirtió en la primera en obtener el carnet de guías de este deporte en Argentina.



En el 2016, cuando el Stand Up Paddle recién comenzaba a sonar, Gabriel Rivera y Leandro Rivera se convirtieron en pioneros, siendo los primeros guías de Argentina. Ya para el 2017 se constituyeron de manera legal y hoy son prestadores turísticos de la provincia de Neuquén.


Somos una empresa familiar, podríamos decir ‘punta de flechas’ que usamos ese hashtag porque iniciamos como pioneros esta actividad y en el año 2017 ya nos conformamos legalmente con todas nuestras habilitaciones”, contó Gabriel a Descubrí Tu Destino y agregó que sentaron un precedente también por estar totalmente abocados a esto, “vivimos de esto, vivimos de nuestra escuela y del turismo”.



Sobre el proyecto, Gabriel explicó que está dividido en tres partes. Por un lado, la escuela, las clases de Stand Up Paddle, divididas en módulos. En segundo lugar, la parte turística, ya que son prestadores habilitados por el Ministerio de Turismo de la provincia y hacen flotadas y travesías para diferentes niveles. Y, además, venden equipos de SUP y accesorios de primera calidad.


El Stan Up Paddle es una actividad que ha crecido a nivel mundial. Por Quimey Sup han pasado miles de alumnos en Neuquén y actualmente hay cerca de 30 personas remando en la escuela. Además, cuentan con habilitación en otros espejos de agua de la provincia, como Villa Pehuenia y San Martín de los Andes.



“Para que la actividad creciera acá en la zona fue mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, además de muchas horas en el agua y en el aula, porque hubo que capacitarse en todo sentido, conseguir todas las habilitaciones y hacerlo por el camino que nosotros creemos que es el adecuado: el de la profesionalidad y de la formación”, aseguró Gabriel y resaltó que, al ser un deporte de riesgo que se practica en el agua, hay que hacerlo con personas calificadas.


A su vez, por el crecimiento de este deporte que no deja de sumar adeptos, también hay competencias tanto locales como nacionales. Por lo que, desde Quimey Sup entrenan gente para esos circuitos con un amplio equipo que cuenta con instructores, profesores de educación física, una médica deportóloga y kinesiólogos.



Animate a los deportes de agua


Para quienes quieran sumarse a tomar las clases de Stan Up Paddle, las inscripciones ya se encuentran abiertas para comenzar en septiembre. No es necesario contar con tabla ya que Quimey Sup dispone de todo el equipamiento: desde la tabla, hasta los accesorios como el remo, el chaleco de flotación y, además, seguros de accidente personales y responsabilidad civil. (Si tenés tabla propia obvio que podés llevarla).



Si lo tuyo no son las clases de SUP o no te animás, Gabriel nos detalló la amplia variedad de otras actividades turísticas a las que uno puede sumarse.


Tenemos las Big Sup, que son tablas gigantes y ahí se va con un guía, no hace falta experiencia. También están los gomones de rafting con los que hacemos flotadas. Todas las actividades tienen diferentes niveles de dificultad”, informó y aseguró que cualquier escuela por más que sea escuela, si no está habilitada por turismo, no puede hacer este tipo de experiencias turísticas.



Si queres sumarte a las aventuras con Quimey Sup podés solicitar toda la información al 2994221202 o a sus redes sociales. Instagram: @quimeysup y Facebbok: Quimey Sup Escuela de Stand Up Paddle.

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page