top of page
  • Foto del escritordescubritudestino

Una pasión que se convirtió en profesión: la historia del chef zapalino Martín Mosqueira

En el corazón de Neuquén, en la pintoresca ciudad de Zapala, el Chef Martín Mosqueira ha construido un legado culinario que es mucho más que una simple profesión. Su historia es un viaje de amor por la gastronomía que ha llevado a la reunión de generaciones enteras en torno a una mesa.


Desde su más tierna infancia, Martín tuvo claro su destino. Observando a su tío, una figura corpulenta con una pasión ardiente por la cocina, se dio cuenta que la gastronomía tenía el poder de unir a las personas. Este hombre rudo, con una voz ronca, anotaba meticulosamente recetas y cocinaba para multitudes. Para Martín, fue una revelación ver cómo alguien aparentemente tan duro podía ser tan sensible a la gastronomía.


"Siempre tuve en claro que la gastronomía me gustaba, en la secundaria ya sabía que era eso lo que quería estudiar" Comentó Martín.


Una vez que terminó la escuela secundaria, se inscribió en Cocineros Patagónicos y comenzó su formación como Técnico en Gastronomía. Desde entonces, su vida ha estado inextricablemente ligada a la cocina.

Los primeros pasos en la industria fueron desafiantes. Martín realizó pasantías en varios restaurantes de la Ciudad de Neuquén, enfrentando la presión y los tratos duros que a menudo acompañan a la cocina profesional. Estas experiencias le enseñaron valiosas lecciones sobre la paciencia y la observación, habilidades esenciales en el mundo culinario.


Martín continuó su recorrido, trabajando en restaurantes, hoteles y bares mientras adquiría experiencia y conocimientos. Cuando finalmente completó su formación, regresó a su ciudad natal, Zapala, donde emprendió su primer negocio: una rotisería, con la ayuda de su madre. La gastronomía demostró ser un camino en constante evolución, y Martín se adaptó con cada experiencia.


Los primero pasos en el rubro, fueron durante mi primer año de carrera. Empecé a trabajar en varios restaurantes de la Ciudad de Neuquén, algunos hoy ya no están. Antes la gastronomía era un poco más ruda. No fue fácil, te formaban mentalmente para soportar esa presión de la cocina. Fui pasando por restaurantes, hoteles, bares, hasta que terminé la carrera. Cuando finalicé, me volví a mi ciudad natal, Zapala donde comencé mi primer emprendimiento propio. El mismo fue una rotisería” agregó Martín

Siempre comprometido con su crecimiento profesional, Martín busca constantemente nuevas técnicas y conocimientos. Realiza capacitaciones y cursos, aprovechando la versatilidad que brinda la virtualidad. Los festivales son otra fuente importante de aprendizaje, donde se encuentra con colegas para intercambiar ideas y conceptos.


La gastronomía es un mundo en constante movimiento, y Martín comprende la importancia de mantenerse actualizado. Su emprendimiento actual es un reflejo de su evolución: la producción de embutidos, salazones y chacinados. Más que vender productos, Martín ofrece experiencias gastronómicas únicas. Su enfoque se centra en brindar capacitaciones sobre la producción y maduración de estos productos, llevando el sabor y la cultura gastronómica neuquina a diferentes lugares y restaurantes.

A lo largo de este camino, he tenido bastantes referentes. Uno de ellos, cuando arranqué, fue Pablo Massey. Por otro lado, una de las personas que me ayudó mucho en esto de la gastronomía regional fue Sebastián Mazzuchelli, siempre tuve la oportunidad de poder compartir y aprender de él. Me ayudó a encontrarle betas a la gastronomía y descubrir en que quería focalizarme. Otra de las personas que también admiro es Carlos Puricelli, un cocinero al cual admiro y respeto un montón por todo lo que le gusta investigar, hacer y el amor que le pone. Y la verdad que mis referentes son los colegas, de quienes siempre aprendo y nos estamos apoyando permanentemente” afirmó el chef.


Como docente y capacitador en el Centro de Formación Profesional de Zapala durante los últimos 7 años, Martín comparte sus conocimientos y experiencia con las generaciones futuras. Su pasión por la enseñanza le brinda una satisfacción única al ver a sus estudiantes convertirse en emprendedores gastronómicos exitosos.

El Chef Martín Mosqueira personifica la pasión por la gastronomía y el compromiso con la evolución constante. Su viaje desde las reuniones familiares hasta su emprendimiento actual es un testimonio inspirador de perseverancia y amor por la cocina. Con cada plato que crea y cada conocimiento que comparte, Martín sigue fortaleciendo la tradición gastronómica de Neuquén y dejando una huella imborrable en el mundo culinario.


Amo las dos cosas, pero ser capacitador te llena un poco más. Ver a esos estudiantes que después de tener clases con voz ponen su emprendimiento, te los encontrás en algún evento, y que están trabajado de eso, es increíble, lo disfruto mucho” finalizó Martín.


Para más data de todo lo que produce, pueden seguirlo en su cuenta de Instagram: martincajal_chef


Redacción: Andrea del Pilar Vauthay

179 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page