• descubritudestino

Vir Tartas: La pastelería que arrasa por sus sabores y creatividad

Fortaleza, dedicación y pasión son características que preponderan en este emprendimiento. Asimismo, resalta la diversidad de productos tanto en pastelería del estilo tradicional como así también con sus opciones veganas y sin azúcar.

Si hay algo que se destaca en los productos que hago es la carta de sabores que manejo. Son más de 30 sabores de relleno de tortas que salen del tradicional dulce de leche y crema” comentó Virginia Becerra.


La encargada de la producción de VirTartas es Virginia Becerra. Tiene 32 años y es de Neuquén Capital. Hace cuatro años inició su negocio con productos de pastelería y panadería. En ocasiones, su pareja Alejandro, de 33 años, ayuda en el reparto o en la limpieza. Gracias a las capacitaciones, la dueña realiza una amplia diversidad en sus productos dulces y salados. En la cuenta de Instagram de @VirTartas destaca la frase “¡Que nadie se quede sin dulce!” y cuenta con poco más de 1.300 seguidores. A pesar de su actual estado de salud, mantiene la firmeza con su emprendimiento.


En 2018 comenzó el emprendimiento de manera imprevista. Virginia renunció a su trabajo formal ya que su hija mayor tenía problemas de salud. En ese momento, un amigo le ofreció vender tartas en una feria de la escuela.

Fueron mis primeras tartas. Me acuerdo que era todo un desafío porque hice seis tartas para llevarlas todas juntas. Era un montón. También esto de hacer variedad porque, a pesar que ya cocinaba, no estaba muy empapada en el tema. Con el tiempo fui capacitándome. Siempre soy muy autodidacta” comentó. En efecto, la emprendedora vio la posibilidad de tomar clases virtuales en época de pandemia y decidió invertir en cursos de decoración, pastelería y panadería.


VirTartas elabora pastelería tradicional, vegana y sin azúcar. La dueña se inclinó por estas dos últimas opciones debido a que su madre no podía consumir productos con glucosa. Sin embargo, con el tiempo fue encontrando clientes que también lo requerían.

En este sentido comentó: “Al irme capacitando sobre la diabetes encontré que ellos también deben tener una diversidad de harinas distintas para no elevar la glucemia. Entonces me estoy inclinando hacia lo vegano. Fui teniendo bastante aceptación y encontrando clientes que lo necesitaban”. Asimismo, aseguró que cuando tienen pedidos sin TACC son cocinados en un horno aparte. Esto es para evitar que los productos se contaminen con otros que contienen harina.


Algunos de los productos dulces que realiza son alfajores, brownies, cupcakes, ice pops, macarons, postres, tartas, tortas, scones, etc. La cocinera declaró: “Si hay algo que destaca en los productos que hago es la carta de sabores que manejo. Son más de 30 sabores de relleno de tortas que salen del tradicional dulce de leche y crema”.


El producto que más pide la gente es la “tarta 4/4” que trata de una variación de tartas en cuatro porciones. Por otro lado, en productos de panadería el “box salado” también es requerido por su clientela. Consiste en una caja con hamburguesas, árabes con lomito a la criolla, sticks de pollo con salsa teriyaki, chipas y chips de jamón y queso. Es uno de los destacados y más demandados en las fechas especiales.

Si producen en masa, sin contar los tiempos muertos, pueden hacer diez a doce tartas en una mañana de cuatro horas. Sin embargo, Virginia trata de tener una organización debido a su tratamiento, por lo que suele tomar cuatro o cinco pedidos por semana.


Lo que más le gusta de su labor es el proceso de combinación de sabores, la decoración y la devolución positiva de sus productos. En el momento de la entrega, aprecia la cara de los chicos y los grandes cuando reciben las tortas.


Es la parte que más disfruto. Hacer algo, transformar los ingredientes y lograr un producto rico, no solo por lo vendible sino por como lo disfruta el resto. Creo que una torta o un postre significa mucho más el placer de comer, de verlo y disfrutarlo” declaró.

Virginia fue diagnosticada con cáncer de mama hace un año y medio. Esta situación fue un reto personal tanto en lo físico y emocional como en lo laboral. “El mayor desafío fue seguir apostando a proyectar y sostener el emprendimiento, aun sabiendo que tenía un mal diagnóstico. Tener días que no me podía levantar y decir que no podía trabajar. A lo que es nivel económico no me puedo quejar porque nunca tuve problemas y también tengo el apoyo de mi pareja. Lo peor fue lo emocional. No saber si vas a poder seguir trabajando, no tener que tomar pedidos o tener que asumirlos sabiendo que ese día no podes sentirte mal porque no cancelas un cumpleaños dos horas antes” sostuvo.


Con el tiempo fue procesando su estado y, sin bajar los brazos, llevó adelante su emprendimiento. Sin dudas, la fidelidad de sus clientes es una motivación para ella. “Tengo clientes muy valiosos que a lo largo de este tiempo me han acompañado. De saber entender cuando no se puede y después volver, porque esa es la otra también. A veces cuando te enfermas y esa persona se va a comprar a otro lado y no vuelve. Pero bueno, tengo clientela muy copada” manifestó. Ser trabajadora independiente le permitió a Virginia tomarse licencias a lo que es nivel salud y planificar los pedidos. A su vez, reflexionó: “Creo que la mayor limitación en un emprendimiento como este es enfrentarse a nuevos desafíos y darse uno mismo la seguridad de que puede crecer. Creer en uno mismo”.

Lejos de que la compadezcan, la emprendedora afirma que su situación sirve para brindar un mensaje motivacional a la gente: “A pesar de que todo este mal, en algún momento todo va a estar bien y va a pasar. Uno valora distinto la vida. Para mí el decir que tengo cáncer no es por ‘Uy pobrecita’. Es como ‘Loco, yo tengo cáncer y puedo. Vos también podes con lo que te esté pasando’”.


Para finalizar, la pastelera comentó sus planes a futuro: “En un inicio era poner una pastelería con la reducción de capacidad que yo tengo para hacer el proyecto. Pero lo fui transformando y mi idea es de acá a cinco años verme dando clases. Tener un taller donde cualquier persona que quiera aprender a cocinar pueda venir, tanto para el emprendedor como para la mama que quiere cocinar para su hijo. También poder traer profesionales de otras categorías y de mayor nivel para que se perfeccionen las pasteleras. No sólo en la preparación de la comida, sino también en todo lo que tiene que ver con emprender”.


Para conocer más acerca de VirTartas podes visitar sus redes sociales o coctactar mediante WhatsApp donde cuenta con catálogo de sus productos.

Instagram: VirTartas

Facebook: Vir Tartas

WhatsApp: +54 9 299 412 5543


Redacción: Agustina Figueroa

254 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo