Buscar
  • descubritudestino

Brassica, el arte de hacer mostazas y conservas.

La mostaza ofrece tantas variedades y utilidades que los cocineros podrían prescindir sin problema del resto de las especias y lleva tanto tiempo siendo cultivada que su origen es incierto, aunque fue en Dijon, ciudad ubicada en la Borgoña francesa, donde por primera vez, en el siglo XIII, se preparó una pasta de color amarillo y sabor picante tal como la conocemos hoy. La mostaza es una semilla del tamaño de un grano de arena que se muele antes de ser usado pero también se usa entero para hacer encurtidos y existen tres tipos de granos que provienen de tres plantas distintas: la Brassica nigra, es la mostaza negra, muy potente y sobre todo picante, la Brassica hirta, es la blanca, de perfume suave y apenas picante y la Brassica juncea, la marrón, de mediano picor.


En San Martin de los Andes, nació el emprendimiento “Brassica” donde Lia y Mariana comenzaron este camino hace tres años. Con distintos tipos de mostazas y conservas, hoy se proponen seguir creciendo siguiendo el legado familiar.

“Somos dos, Mariana y yo (Lia), Brassica creció y necesitaba dos manos compañeras más. Arranqué en el 2017 haciendo mostazas. La hija de ella (Mariana) me había dicho que las había probado y le parecían fantásticas que las tenía que vender y bueno me picó el bichito así que arranqué a hacer la mostaza de siempre para la mesa de todos los días”, contó Lía.


Son productos totalmente naturales y sin ningún tipo de conservantes ni colorantes, vienen en frascos de vidrio de 200 gr., y se complementan con platos fríos o calientes. Además, hacen, conservas todas naturales, presentadas también en frasco de vidrio de 330 cm3.


“No tiene ningún tipo de agregado químico, ni sal, haciéndolo más saludable con las recetas de antaño; de la huerta a su mesa. Empecé con cuatro variedades de mostaza, después bueno fui incorporando las recetas de la abuela modificadas para que bromatología las acepte”, afirmó Lía.


En este sentido, también querían hacer un producto totalmente natural y que respetara la impronta de los aderezos artesanales recién elaborados.



Dato descubrí: Sabores que hacen la diferencia.


Su uso puede aportar una pequeña cantidad de proteína, fibra y vitaminas, como, por ejemplo, vitamina C y muchas del complejo B. También es rica en varios minerales importantes para tener una buena salud.


La materia prima es de la localidad, excepto las semillas para elaborar la mostaza porque no son fáciles de conseguirlas y son elaboradas en las cocinas municipales del municipio de San Martín de los Andes.


En este sentido la variedad más elegida es la mostaza de semilla de mostaza marrón y amarilla y la ahumada. En cuanto a las conservas, otros elegidos son los ajos en escabeche, las peras, pepinos y berenjena.


Una vez abierta, se conserva en heladera porque la luz, el calor y el aire pueden alterar el producto.


Facebook: Mostazas-Brassica - Instagram: mostazas.brassica

Redacción: Andrea Vauthay – Diego Nordenstrom

41 vistas

©2020 por Descubrí Tu Destino.

Neuquén, Patagonia Argentina

Inscripta en el Registro Público de Señales y Productoras - Ley 26.522 - ENACOM