• descubritudestino

“Lo de Mirta”, el emprendimiento que deslumbra por sus panificados

“Un día buscando trabajo y renegando que no encontraba, una persona que ya no está, me trajo una bolsa de harina y un paquete de sal, y le pregunté ¿y esto? Me respondió; ahí tenés, hace lo que sabes hacer, ahí tenés un trabajo, empezá”, expresó Mirta.


Por la pandemia del Covid 19, siempre se mantuvo activa y deslumbra con el aroma al pan recién horneado que tanto le gusta a la localidad.

Nacida en Junín de los Andes, la vida nunca paró de sorprenderla, logró construir su hogar y emprender asegurando la calidad del tamaño, forma y color de los panificados. Con tantos logros, buscó diferenciarse. Sus tortas fritas son la debilidad de más de uno que viaja con cada mordiscón.


“Cuando empecé con la torta frita y el pan, lo aprendí trabajando. Mi primer trabajo en Junín fue en un restaurante, y pensé que iba a ser ayudante en la cocina. Por una semana me mandaron a pelar bolsas de papas y otras de cebolla”, comentó la emprendedora. Y rememora una anécdota de la infancia con su papá.


Observadora de su entorno, aprendió del oficio mirando entendiendo que nada estaba por inventarse, sino que ya estaba todo inventado y lo mejor era transformarlo en algo más rico y con el toque de Mirta.

“Con el tiempo he mejorado todos mis productos, estoy muy contenta de lo que voy logrado hasta hoy. Cuando llega la primavera y sobre todo en verano me encanta ir a la costanera con nuestro río precioso que tenemos. Cuando la gente va al río, ahí me instalo todos los días, empiezo a cocinar a las 11 de la mañana para estar con todo listo a las 3 de la tarde”, cuenta.


Las rutinas de trabajo son intensas, para preparar y luego coordinar el reparto, donde sus destacados son el pan, las tortas fritas, pan con chicharrón, entre tantas variedades. A su vez ofrece tartas, y en fechas especiales comidas tradicionales, como un guisito de lentejas, ideal para un frío día de invierno.

Mirta jamás se imaginó que las tortas fritas, esas que eran para disfrutar con su familia, sería el punta pie de lo que es hoy en día un gran emprendimiento que abarca panes, tortas y todas cosas ricas que la consagran como una legendaria emprendedora de Junín de los Andes.


Anotá la dirección de “Lo de Mirtha” Teniente Nogueira 540, cerca de los bomberos en la localidad de Junín de los Andes. Una visita para comer, disfrutar de una panificación rica y abundante para un día perfecto. Además podés buscarla en redes sociales:

Facebook: Lo de Mirta

Instagram: Mirta Joubert


Redacción: Diego Nordenstrom

109 vistas0 comentarios