top of page
  • descubris

Parada 57: El rincón de la amistad y el amor por el café

Un proyecto que nace de la amistad y el amor por compartir


En Neuquén Capital, un lugar especial ha florecido para satisfacer los gustos de sus clientes. Parada 57, una acogedora cafetería, no es solo un punto de encuentro para disfrutar de excelentes bebidas y alimentos, sino que es un ejemplo de como la amistad que puede dar lugar a proyectos extraordinarios. Hoy te contaremos cómo Parada 57 se convirtió en un ícono local, gracias a un grupo de amigos que se unieron para crear algo único y auténtico.


La historia de Parada 57 comienza en noviembre de 2019, un momento en que el mundo estaba a punto de enfrentar la pandemia del COVID-19. La creación del café coincidió con este desafío global, lo que hizo que el inicio del proyecto fuera un tanto "accidentado", según Christian Kreber, uno de los amigos fundadores. Sin embargo, en lugar de rendirse, la adversidad los motivó a redoblar esfuerzos y encontrar formas innovadoras de mantener sus puertas abiertas.


"Nos hizo redoblar esfuerzos para mantenernos abiertos", compartió Christian. Esta declaración encapsula la mentalidad emprendedora y la voluntad inquebrantable que ha caracterizado a Parada 57 desde su inicio. Superar los obstáculos iniciales y la incertidumbre de una pandemia fue solo el comienzo de su viaje.



Cafetería y más: La esencia de Parada 57


Lo que hace que Parada 57 sea verdaderamente especial es su enfoque en la calidad y la autenticidad. Desde sus inicios, los amigos fundadores tenían una visión clara: crear un lugar que reflejara sus gustos personales y ofreciera a la comunidad una experiencia gastronómica amigable.


La cafetería es el núcleo de Parada 57, y es aquí donde su amor por el café brilla con fuerza. Cada taza se prepara con esmero, y la atención al detalle es evidente en cada sorbo. Sin embargo, lo que realmente diferencia a Parada 57 es su compromiso con la calidad. La mayoría de los productos se elaboran internamente, y el proceso de mejora continua es un valor fundamental para el equipo.



"Los productos más básicos son los más difíciles de hacer", afirmó Christian Kreber. Esta filosofía subraya el deseo de Parada 57 de ofrecer lo mejor a sus clientes. Desde la cuidadosa selección de granos de café hasta la preparación de deliciosos tostados, cada elemento de su oferta es un testimonio de su dedicación a la excelencia.


La comunidad en Parada 57


Parada 57 no es solo un café; es un espacio que celebra la comunidad y da la bienvenida a emprendedores locales de alimentos caseros. Este enfoque inclusivo es una parte integral de la identidad de Parada 57, y es evidente en su disposición constante para dar a conocer a nuevos talentos locales.



El lugar siempre está disponible para que los emprendedores se den a conocer, creando un ambiente de colaboración y apoyo mutuo. Esta mentalidad emprendedora no solo beneficia a los propios emprendedores, sino que también enriquece la experiencia de los clientes, que tienen la oportunidad de descubrir nuevos sabores y productos locales únicos.


Un tostado tradicional que roba corazones


Si bien Parada 57 ofrece una amplia variedad de productos y bebidas, su producto estrella es su tostado. Este plato tradicional se ha convertido en una verdadera joya entre los cadés de Neuquen. La receta, como muchas cosas en Parada 57, ha evolucionado con el tiempo a medida que el equipo buscaba constantemente mejorar y adaptarse a los deseos de sus clientes.


A pesar de su simplicidad aparente, Parada 57 ha logrado perfeccionar este simple, pero tan demandado plato, convirtiéndolo en una delicia que atrae a los comensales una y otra vez.


Sencillez y calidad: El secreto de Parada 57


Parada 57 ha conquistado los corazones de sus comensales a través de su enfoque en la sencillez y la calidad. A pesar de las adversidades iniciales y los desafíos de la pandemia, estos amigos emprendedores han demostrado que con dedicación y perseverancia por lo que hacen, se pueden lograr grandes cosas.



En un mundo lleno de opciones, Parada 57 destaca como un oasis de autenticidad y amistad. Cada taza de café, cada tostado y cada encuentro en este rincón especial de Neuquén son un recordatorio de que las mejores experiencias a menudo surgen de la sencillez.

Cuando amigos unen sus fuerzas para crear algo hermoso y auténtico, nada puede salir mal.


Instagram: parada57nqn


Redacción: Abril Casanova

138 visualizaciones0 comentarios
bottom of page