top of page

¿Qué hacer 4 días en Puerto Madryn?

La cautivadora ciudad de Puerto Madryn, anclada en la costa norte de la Patagonia argentina, continúa siendo un imán para los amantes de la naturaleza y los exploradores intrépidos. Conocida principalmente por el emocionante avistaje de ballenas, que deslumbra de junio a diciembre, este destino se erige como el lugar perfecto para sumergirse en la riqueza paisajística de la región. ¡Y este verano, la magia está más viva que nunca!


Sin duda, este destino, es un refugio de maravillas naturales y la capital nacional del buceo. En este rincón mágico es un respiro para el alma y un escenario donde la naturaleza despliega su espectáculo más grandioso. Aquí, sobre las aguas del Atlántico, las ballenas danzan, los lobos y elefantes marinos descansan, y las aves y pingüinos llenan el aire con sus cantos y juegos. Sin olvidar las toninas y los guanacos quienes también hacen a la fauna característica de este destino.  Por eso, hoy te dejamos un itinerario completo con nuestras recomendaciones para disfrutar y aprovechar al máximo tu estadía en Puerto Madryn. Un adicional, ahora que comenzó el verano además de las actividades, podes disfrutar de sus hermosas playas.


Día 1: Kayak en Puerto Madryn

El primer día llegamos y recorrimos un poco la costanera, el muelle turístico. De ahí fuimos a almorzar a Bistro de Mar, un parador sobre la costanera que funciona todo el año. Si bien el lugar se destaca por los pescados y mariscos, si no sos fan de estos platos también tiene muchas opciones más!!!


Por aquí una veggie, que el primer día se pidió un tremendo risotto de hongos que era como para compartir y la segunda vez que fuimos a este restaurante me pedí un revuelto gramajo que estaba súper rico. ¡¡Ahhh ojo!! Diego se pidió un súper plato, sugerencia del chef que venían dos chuletas, con papas fritas y un revuelto de papas y huevo, súper abundante. Después de almorzar, en el parador se puede alquilar kayaks o tablas de stand up paddle, asique ese día también aprovechamos a disfrutar de una tarde de kayak y luego tomar sol en la playa.

 

Día 2: Toninas, pingüinos y té galés

El segundo día arrancamos bien temprano para hacer un recorrido bien completo. Primero fuimos al puerto de Rawson dónde nos embarcamos para hacer una navegación con las toninas. Fue algo hermoso, es increíble cómo se acercan al barco y juegan, lo dan todo, un verdadero show dónde ellas son las estrellas.

De ahí nos fuimos a Punta Tombo donde visitamos la pingüinera, fue la primera vez que los vimos tan cerca, súper tiernos como caminan y además la organización que tienen las parejas de pingüinos cuando están en época de cría. Básicamente la pareja, se turnan para salir a buscar comida sin dejar el huevo o la cría recién nacida sola.  Además es re lindo verlos caminar, son muy tiernos.

Una vez finalizado este recorrido nos fuimos a Gaiman de donde no nos podíamos ir sin probar el Té Gales. Fuimos a la casa de té galés Ty Gwyn. Nos recibió todo el equipo vestido de época y al ratito de habernos sentado, nos trajeron de todo. Y no es que nos trajeron eso por ser nosotros, no no. Es lo que le sirven a todo el mundo, un té galés bien abundante que incluye sandwichitos de miga de queso, pan, mermeladas caseras, y las emblemáticas tortas. Comenzando por la galesa un clásico de todos los clásicos, la torta de crema, y una de crema con frutillas y gelatina de frutilla. Y por supuesto el té bien cargado y especiado, riquísimo.


Día 3: Capital del Buceo y Astroturismo

Arrancamos la mañana bien arriba con una emocionante inmersión en las profundidades marinas a través de un buceo bautismo. ¿sabían que Puerto Madryn es reconocida como la capital nacional del buceo? Si si, por eso no nos podíamos ir de este destino sin nuestro bautismo de buceo.


A lo largo de esta actividad, pudimos adentrarnos en el maravilloso mundo submarino. Aguas cristalinas y una rica biodiversidad marina que convierte a este destino en un paraíso para los amantes del buceo. Desde coloridos peces hasta los lobos marinos que nos acompañaron en ese ratito. Cada inmersión es una experiencia única que destaca la grandiosidad de la fauna marina de la región.

Por la tarde, nos dirigimos al Ecocentro Pampa Azul, un lugar que se erige como un faro de conciencia ambiental. Aquí, nos sumergimos en exposiciones interactivas que revelan la fascinante vida marina del Golfo y expone la importancia de la conservación marina. Cada rincón del Ecocentro cuenta una historia, ofreciendo una conexión más profunda con la naturaleza que nos rodea.


Al caer la noche, nos aventuramos a la Estancia San Guillermo para vivir una experiencia única de astroturismo con Patagonia Sky. Bajo el manto estrellado de la Patagonia, descubrimos los secretos del cosmos mientras disfrutas de una velada mágica. Además, gracias a Nani, la guía de esta actividad, conocimos no solo el cielo y sus constelaciones, sino también una de las actividades tradicionales de la estancia: la esquila de ovejas.


Día 4: Aventura en Dos Ruedas con Vista al Mar

El último día estuvo lleno de adrenalina con un paseo en mountain bike bordeando el mar. Esta actividad la hicimos de la mano de Multi Aventura, una empresa que además de tours en bici, también ofrece kayak y una amplia diversidad de actividades que incluye un circuito de kayak entre ballenas, circuitos de mountain bike adentrándote por la flora y fauna autóctona, y también estas dos actividades adicionando el clásico trekking por diferentes bellezas naturales de Puerto Madryn.  


Particularmente nosotros, arrancamos el circuito de bici saliendo desde la Estancia San Guillermo, hasta la lobería, son maso menos 10 kilómetros entre la barda y el mar que finalizan con una visita a la lobería y luego un coffee break en una playita donde compartimos unos mates con unos muffins.  Este recorrido es para todas las edades, nosotros fuimos con Juan Carlos, un genio, que además de tenernos mucha paciencia para parar a filmar y sacar fotos, nos explicó de todo acerca de la geografía, flora y fauna local. Y además nos comentó este datazo: a lo largo del recorrido pasamos por el lugar exacto donde se filmó una de las escenas de la película “Caballo Salvaje” en la cuál uno de los protagonistas dice, “La pucha que vale estar vivos”.


En fin, este destino nos sorprendió para bien, nos encanó y ya tenemos ganas de volver!! Cada pedaleo en la bici, cada rincón explorado nos permitió apreciar la riqueza natural y cultural de Puerto Madryn. Desde las profundidades del océano hasta las alturas estrelladas, cada momento de esta travesía es una oportunidad para sumergirse en la autenticidad de la Patagonia, sin olvidar su variada gastronomía y sus mariscos.  ¡Descubrí Puerto Madryn y dejá que cada experiencia te envuelva en su encanto único! Aprovechá las vacaciones de verano para disfrutar de este planazo en la Patagonia.


Les dejamos los Instagram de todos los prestadores que fueron parte de esta aventura:

Visita a Punta Tombo sussanichturismo

Navegación con las toninas: toninas_delfin_patagonico

Astroturismo: patagoniasky

Casa de té galés: tygwynpatagonia

Mountain bike: multiaventuramadryn


Redacción: Andrea del Pilar Vauthay

230 visualizaciones0 comentarios
bottom of page