• descubritudestino

Gambrinus: El tradicional bodegón de Bahía Blanca

¿Quién nunca ha visitado un bodegón? Un clásico de todos los tiempos, elegir un restaurante “bodegón” para la cena o almuerzo es algo que no pasa de moda. La fórmula perfecta: comida abundante, casera, calidez en el servicio y un ambiente como en casa para disfrutar de una buena comida. Elegir un bodegón hoy en día, es algo que transciende la franja etaria de los comensales. Si bien puede parecer un lugar elegido por adultos, hoy en día los jóvenes también frecuentan estos lugares.

En nuestra visita a Bahía Blanca tuvimos la oportunidad de visitar Gambrinus el bodegón por excelencia de esta localidad. Con más de un siglo de antigüedad un restaurante que se caracteriza por platos abundantes, opciones bien típicas de la gastronomía argentina y conserva su impronta alemana ofreciendo también platos tradicionalmente alemanes. Gastronomía de primer nivel que deleita los paladares de los bahienses y de toda persona que visite el lugar.


Un emblema de Bahía Blanca que mantiene una estética y decoración acogedora y tentadora, replicando en cada rincón toda su historia. Las patas de jamón y las hormas de queso no escapan del escenario. Ingresar al local, ubicado en Anchorena y Arribeños, ver los quesos con agujeritos tipo gruyere o pategrás, un mimo al alma. Las patas de jamón crudo ahí presentes, listas para degustarlas o comprar y llevárselas a casa.

La carta es super amplia, desde la tradicional suprema de pollo napolitana, pasando por la tortilla española babé, hasta el típico plato alemán de salchichas knackwurst con chucrut. Todo eso en un mismo lugar. Además de la cerveza artesanal o vinos locales.


Si de historia bahiense se trata el Gambrinus se lleva todos los premios. Reconocido por su trayectoria, su tradicionalismo y por supuesto la calidez de la atención. Si tuviésemos que recomendar un plato diríamos que la milanesa de pollo napolitana con tortilla es ideal ya sea para el almuerzo o cena. Super abundante, nosotros pedimos una suprema napo y una tortilla ambas alcanzaron muy bien para compartir, y eso que somos de buen comer. Pero como somos bastante amantes de la comida, también pedimos postre, pero no lo pudimos terminar. Pedimos una mousse de chocolate y una ensalada de fruta. Pero además hay diferentes variedades e incluso algunas copas gigantescas de muy buen tamaño que se puede compartir.

Ernesto Jorge Portela mozo del local, quien trabaja ya hace más de quince años comentó: “me encanta trabajar acá, el ambiente que se genera entre todo el equipo. Además, trabajamos con mucha libertad. Por ejemplo, si sucede algún inconveniente con algún plato nos dan la libertad de cambiarlo para que el cliente se vaya conforme, esté contento y vuelva.” Destacó.


Asique para tener en cuenta, en tu proxima visita a Bahia Blanca, o pasada hacia otro destino, si necesitás comer algo para recargar energías sin duda con Gambrinus no te vas a arrepentir. El restaurante se encuentra en Anchorena 107 o por la entrada de Arribeños 174⁣.⁣ Tienen sus puertas abiertas al mediodia de 12 a 15hs. y por la noche de 20hs a 01hs.


Para conocer más del emprendimiento puede buscar sus redes sociales:

Instagram: gambrinusbahia

Facebook: Gambrinus


Redacción: Andrea Vauthay

122 vistas0 comentarios